pan de leche en mambo

Pan de leche

Hacer pan de leche en mambo

Hacer pan de leche en mambo es muy sencillo gracias a la receta que compartimos en esta entrada de cocinaenmambo

Origen del pan de leche

La historia del pan en la alimentación se desarrolla paralela a la historia del uso de los cereales por parte del ser humano. El pan es un producto directo del procesado manual de los cereales (procesado que con posterioridad se transformó en mecánico) y es muy posible que fuese la primera aplicación alimenticia de estos. El pan, el aceite y el vino quizás fueron los primeros alimentos procesados en la historia de la humanidad.​

Los cereales, por sí solos, no pueden ser digeridos adecuadamente por el aparato digestivo humano. Esta es la razón por la que los cereales son artificialmente procesados (molidos, remojados, etc.) y solo a partir de este momento empezaron a convertirse en alimentos básicos para el ser humano, aportando carbohidratos, los cuales se complementarían con las proteínas procedentes de las carnes.​ Así pues, el pan primigenio (elaborado con especies antiguas de cebada) pudo haber sido uno de los primeros alimentos elaborados de la historia de la alimentación.​ Algunos trabajos de investigación afirman que el ser humano empezó a cocinar los cereales antes que a elaborar el pan.​

Más información en https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_pan

Como hacer pan de leche en mambo

20 gramos de levadura
20 gramos de miel
30 gramos de mantequilla casera
5 gramos de sal
300 ml de leche
500 ml de harina de fuerza

Instrucciones para hacer pan de leche en Mambo

Para hacer pan de leche en Mambo, retiraremos las cuchillas y colocaremos en su lugar la pala amasadora

Posición de la mariposa en Mambo
.

A continuación, introducimos en la jarra 100 ml de leche, la mantequilla casera, la miel, la levadura y la sal.
Programamos 2 minutos, a velocidad 2, 37 grados y una potencia de calor 2, que es la potencia por defecto para esta temperatura.

Pasado este tiempo, añadimos la leche restante y la harina. Programamos 4 minutos, a velocidad 2 para amasar.

Dejamos reposar la masa durante una hora en un bol tapado con un paño de cocina.

Una vez haya pasada la hora, dividimos la masa en tres partes con la que haremos tres «rulos».
Hacemos una trenza con ellos y los dejamos reposar de nuevo unos 40 ó 50 minutos.

Ponemos el horno a precalentar a 180 grados.

Ha llegado la hora de pasar la trenza por el horno durante 25 minutos a 180 grados.

Cuando haya concluído el horneado, sacamos la trenza con cuidado para no quemarnos y la dejamos enfriar sobre una rejilla.

Deja una respuesta